Ataques contra nuestra Plataforma

libertadinter

Estos días hemos detectado ataques serios contra nuestra Plataforma por parte de los sectores más reaccionarios de la prensa española (Intereconomía, Libertad Digital). En realidad los ataques iban dirigidos al programa reciente de TVE «Con la Iglesia hemos topado» y contra la prensa que informa sobre nuestras actividades, como Público, Diario de Noticias, Gara…

Y para ello, enviaron sus secuaces con cámara oculta a grabar a nuestro Presidente Pedro Leoz, a sonsacarle cuestiones personales y familiares, etc. El objetivo era presentar a una Iglesia navarra, representada por su portavoz Aizpún, «perseguida» por los «abertzales navarros» que le quieren arrebatar su patrimonio. En definitiva, una manipulación repugnante.

De sobra es conocida la pluralidad que nuestra Plataforma, que está compuesta tanto por creyentes como no creyentes, por laicos y por religiosos. Además está apoyada por 127 ayuntamientos de todo tipo y color, y hemos recibido apoyos de gentes y de medios de comunicación muy diversos, exceptuando medios ultraderechistas como los citados, lo cual nos honra.

Como positivo constatamos que la caverna parece haber decidido salir a romper lanzas en favor de la Iglesia y polemizar con los grandes medios de comunicación que se han interesado por el asunto, lo cual ayuda a la divulgación del tema.

Como negativo, que han pasado ya a los ataques personales y a las malas artes. Y ya sabemos que no tienen límites.

Estemos pues alertas, sepamos separar el trigo de la cizaña, y no nos dejemos que saque el tema de sus verdaderos cauces.

3 comentarios

  1. El franquismo nunca fue juzgado y , estos son sus consecuencias. El acompañamiento, bajo palio, del genocida por esta secta , les ha dado muchos réditos y no quieren prescindir de ellos. Lo que les ocurre a ustedes también ocurre en otros lugares , y con menos suerte. Aquí , en mi pueblo les salio bien el atraco . En otros mas grandes y con gente mas concienciada no. Es muy llamativo los medios de difusión que apoyan y realzan las malas artes de esta secta. La Ultra derecha , la que ha conseguido silenciar al juez Garzón y impedir, por el momento la Memoria Histórica. Creo que no queda duda alguna sobre quien es quien . Saludos de otras victimas.

  2. Mi total solidaridad con Pedro Leoz,pero lo que dice Remigio de acuerdo menos en lo de Garzon.
    Confundir Garzon con memoria historica ,para mi es un error grande. Garzon nobusca la verdad busca la notoriedad y aqui a picado en hueso, pero de acuerdo en casi todo con Remigio

  3. Ya veo que tu opinión no coincide con mía, nada mas que eso. Pero , llama la atención que , cuando este señor pone en movimiento las cosas , otros «·trillan 64» la justicia y desacreditan a Garzón al mismo estamento para parar el Gürtel y la Memoria Histórica. Que lo haga por eso que tu dices u otra cosa diferente , no cambia nada. Ese sera su secreto. Lo que interesa es que se hagan cosas en beneficio del ciudadano.

Responder a Javier Eliminar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

De acuerdo con lo establecido por el REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (RGPD), el usuario queda informado y presta su consentimiento a la incorporación de sus datos a un fichero del que es responsable Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro – Nafarroako Ondarearen Defentsarako Plataforma con la finalidad de llevar a cabo los programas contratados, informarle sobre los productos y servicios solicitados, así como el envío de comunicaciones comerciales sobre los mismos. Le informamos también sobre sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación del tratamiento, oposición y portabilidad de los datos, que podrá ejercer en info@plataforma-ekimena.org. Los datos personales suministrados no serán cedidos ni comunicados, ni siquiera para su conservación, a terceras personas.