Olentzero y los Reyes Magos dejan carbón al Arzobispado de Iruñea por las inmatriculaciones

Los Reyes Magos y Olentzero han llevado carbón a las puertas del Arzobispado de Iruñea, un gesto con el que han reprochado la práctica de la Iglesia navarra de inmatricular a su nombre edificios que fueron construidos gracias al trabajo y las aportaciones de los vecinos de los pueblos.

Vídeo de acto en: http://www.youtube.com/watch?v=6hCtT93_L8Y

Se trata del cuarto año consecutivo en el que la denominada Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro protesta con esta parodia festiva ante las puertas del Arzobispado, donde se ha reunido un centenar de personas para escuchar la alocución de Gaspar en castellano y de Olentzero en euskara y cantar villancicos con letras críticas.

Tras una pancarta con el lema en euskara y castellano «Mientras haya expropiación os traeremos carbón», se han situado los cuatro personajes navideños, que tras depositar un montón de carbón ante la puerta de la sede eclesial han dejado también una carta dirigida al arzobispo de Iruñea y Tutera, Francisco Pérez, con sus demandas.

Han explicado el proceso de construcción de un millar de edificios que en toda Nafarroa fueron levantados gracias al esfuerzo de los vecinos de los pueblos y que han sido utilizados como ermitas, iglesias, casas parroquiales y otras, y que al no estar escriturados, la Iglesia navarra ha hecho esta tarea a su favor en los últimos años.

Gaspar, encarnado por Pascual Larunbe, ha criticado que «han acaparado sigilosa, opaca y taimadamente más de mil elementos amparados por una ley franquista», y ha considerado a la Iglesia «la mayor inmobiliaria de Navarra y del mundo».

Por ello, ha exigido al Arzobispado que «abandone su política de inmatriculaciones, devuelva a los pueblos los bienes arrebatados y deje las cosas en su estado primigenio, como siempre había sido. Que no dé la espalda al aire algo más limpio y fresco que empieza a soplar de Roma».

Es «un clamor popular», ha considerado Larunbe tras recordar que son ya unos 200 ayuntamientos y concejos navarros los que se han adherido a las demandas de esta plataforma contra «tamaña agresión».

Gara, 29/12/2013

Olentzero y Reyes Magos traen carbón al Arzobispado por las inmatriculaciones de bienes

La Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro vuelve a pedir tras manifestarse frente a su sede que «devuelva a los pueblos los bienes arrebatados»

La Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro ha entregado este sábado carbón al Arzobispado de Pamplona para mostrar su rechazo a las inmatriculaciones de bienes y pedirle que «devuelva a los pueblos los bienes arrebatados y deje las cosas en su estado primigenio, como siempre había sido».

PAMPLONA. Los miembros de esta plataforma se han concentrado a partir de las 17.30 horas frente al Arzobispado de Pamplona con el lema ‘Mientras haya apropiación os traeremos carbón. Herriarena herriarentzat, ikatza gaiztoentzat’ (Lo del pueblo para el pueblo, carbón para los malos) y han cantando unos singulares villancicos en los que han pedido a la Iglesia navarra que «abandone su política de inmatriculaciones».

En representación de la plataforma, Pascual Larunbe ha criticado que el Arzobispado de Pamplona «no encarna el mensaje de humildad y solidaridad» que intentan llevar Olentzero y los Reyes Magos. «El Arzobispado sigue portándose muy mal. Debería dar ejemplo de austeridad, humildad y sentido comunitario», ha defendido.

Además, ha pedido al Arzobispado que «no dé la espalda al aire algo más limpio y fresco que empieza a soplar de Roma» y que «preste oídos a lo acordado por el Parlamento de Navarra en 2012 y a lo acordado este 2013 por el Ayuntamiento de Pamplona».

Larunbe ha destacado que «son ya unos 200 ayuntamientos y concejos navarros los que manifiestan su adhesión a la defensa del patrimonio navarro». «Es un clamor popular», ha valorado.

El representante de la plataforma ha criticado que «la jerarquía de la Iglesia sigue aferrada a su privilegiada, anacrónica y antievangélica posición legal», una institución que «debería dar ejemplo de austeridad, pobreza, sentido comunitario, de actuación a la luz pública».

Sin embargo, ha censurado, «se ha dedicado a acaparar sigilosa y opacamente más de mil bienes del común de los navarros en menos de diez años, amparándose en privilegios de una ley franquista».

Diario de Noticias, 29/12/2013

 

Los Reyes Magos y Olentzero llevan carbón al Arzobispado como protesta

Con ese gesto reprochan a la Iglesia navarra que haya inmatriculado a su nombre edificios construidos por los vecinos de los pueblos.

Los Reyes Magos y Olentzero han llevado este sábado carbón a las puertas del Arzobispado de Pamplona, un gesto con el que han reprochado la práctica de la Iglesia navarra de inmatricular a su nombre edificios que fueron construidos gracias al trabajo y las aportaciones de los vecinos de los pueblos.

Se trata del cuarto año consecutivo en el que la denominada Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro protesta con esta parodia festiva ante las puertas del Arzobispado, donde se ha reunido un centenar de personas para escuchar la alocución de Gaspar en castellano y de Olentzero en euskera y cantar villancicos con letras críticas.

Tras una pancarta con el lema en euskera y castellano «Mientras haya expropiación os traeremos carbón», se han situado los cuatro personajes navideños, que tras depositar un montón de carbón ante la puerta de la sede eclesial han dejado también una carta dirigida al arzobispo de Pamplona y Tudela, Francisco Pérez, con sus demandas.

Han explicado el proceso de construcción de un millar de edificios que en toda Navarra fueron levantados gracias al esfuerzo de los vecinos de los pueblos y que han sido utilizados como ermitas, iglesias, casas parroquiales y otras, y que al no estar escriturados, la Iglesia navarra ha hecho esta tarea a su favor en los últimos años.

Gaspar, encarnado por Pascual Larunbe, ha criticado que «han acaparado sigilosa, opaca y taimadamente más de mil elementos amparados por una ley franquista», y ha considerado a la Iglesia «la mayor inmobiliaria de Navarra y del mundo».

Por ello, ha exigido al Arzobispado que «abandone su política de inmatriculaciones, devuelva a los pueblos los bienes arrebatados y deje las cosas en su estado primigenio, como siempre había sido. Que no dé la espalda al aire algo más limpio y fresco que empieza a soplar de Roma».

Es «un clamor popular», ha considerado Larunbe tras recordar que son ya unos 200 ayuntamientos y concejos navarros los que se han adherido a las demandas de esta plataforma contra «tamaña agresión».

Tras sus palabras, los presentes han entonado varios villancicos de melodía clásica pero con las letras adaptadas al motivo de la concentración, con estribillos como «roban y roban y vuelven a robar» o «ande, ande, ande, el Arzobispado, ande y que devuelva lo que se ha llevado».

Diario de Navarra, 29/12/2013

Un comentario

  1. Por que no le mandan Vdes. estos escritos al Papa, paea que se entere. Saludos

Responder a Manuel Eliminar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

De acuerdo con lo establecido por el REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (RGPD), el usuario queda informado y presta su consentimiento a la incorporación de sus datos a un fichero del que es responsable Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro – Nafarroako Ondarearen Defentsarako Plataforma con la finalidad de llevar a cabo los programas contratados, informarle sobre los productos y servicios solicitados, así como el envío de comunicaciones comerciales sobre los mismos. Le informamos también sobre sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación del tratamiento, oposición y portabilidad de los datos, que podrá ejercer en info@plataforma-ekimena.org. Los datos personales suministrados no serán cedidos ni comunicados, ni siquiera para su conservación, a terceras personas.