Rajoy visita Palencia entre gritos contra el expolio del Patrimonio por parte de la Iglesia Católica

Se les ha hecho entrega del manifiesto de la Coordinadora Recuperando sobre inmatriculaciones, en un acto al que también ha asistido el Comisario Europeo de Cultura, Tibor Navracsics.

Con motivo del acto oficial de lanzamiento del Año Europeo del Patrimonio Cultural, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el Ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, y el Comisario Europeo de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, Tibor Navracsics, han visitado Palencia esta mañana. Momento que han aprovechado para hacerles entrega de un libro y una copia del manifiesto de la Coordinadora Recuperando sobre estas inmatriculaciones para la ocasión, que se ha concentrado a las puertas del palacio de la Diputación de Palencia, donde se celebraba el acto.

Representantes de Ganemos Palencia, han hecho hoy entrega a Mariano Rajoy “como registrador de la propiedad”, además de presidente del Gobierno, del libro ‘Escándalo Monumental’ editado por Plataforma en Defensa del Patrimonio Navarro sobre las inmatriculaciones de la Iglesia católica, además de una copia del manifiesto de la Coordinadora Recuperando, ante lo que han recibido una cordial saludo y la callada por respuesta. “Lo he leído”, ha respondido el ministro Méndez de Vigo al recibirlos, reconociendo estar al corriente del tema.

 “Todas las inversiones de la Junta de Castilla y León a la provincia de Palencia en estos últimos presupuestos van dadas para restauración de patrimonio religioso, no entienden que el patrimonio es algo más”, ha asegurado el diputado provincial palentino, Félix Iglesias, lamentando que “no hay para ellos yacimientos arqueológicos o civiles”. Por contra, ha valorado la disposición de Tibor Navracsics, Comisario Europeo de Cultura, que “tiene mayor perspectiva que las autoridades del Estado español”.

A las puertas del palacio de la Diputación de Palencia se han concentrado decenas de personas convocadas por la Coordinadora Recuperando, con un importante despliegue policial que abarcaba todas las calles colindantes y que ha alejado a los manifestantes de las puertas del edificio. Andrés Valentín, de la Plataforma en Defensa del Patrimonio Navarro, recuerda que “el procedimiento privilegiado que tenía la Iglesia para inmatricular se deroga en 2015”, pese a lo cual “continúa pretendiendo registrar a su nombre bienes públicos”.

“El primer objetivo es que se sepa el volumen de lo inmatriculado y, posteriormente, tratar de buscar alternativas para la recuperación”, asegura destacando la importancia de las labores de difusión y concienciación sobre un problema que sigue vigente desde 1946. Valentín recuerda la iniciativa que presentaron en el Congreso de los Diputados en febrero del año pasado, convertida en Proposición no de Ley por parte del PSOE, ante la que el Gobierno respondió que no tenían esos datos, aunque recientemente han encargado a los Decanatos de Registradores de la Propiedad que entreguen la información referidas a las inmatriculaciones, algo que asegura Valentín “nunca había hecho el PP en ningún sitio”.

Según los datos que ya conocen, en Aragón, recopilada tan solo la mitad de la información de los años comprendidos entre 1998 y 2015, las inmatriculaciones ascienden a 1751, datos que en Navarra rondan las más de 1200 o las 500 en Euskadi. Andrés Valentín ha recordado las declaraciones de Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española y presidente de la Cadena COPE, reconoció entre 30.000 y 40.000 inmatriculaciones

Vídeo con entrevista a Andrés Valentín, miembro de nuestra Plataforma:
https://www.youtube.com/watch?v=76gL0bSPr20&t=9s

últimoCero, 13 febrero 2018


COMUNICANDOS LA COORDINADORA “RECUPERANDO”

El patrimonio inmatriculado representa una de las amenazas más graves para el mantenimiento del patrimonio cultural.

La Coordinadora RECUPERANDO se hizo presente el 13 de febrero de 2018 en Palencia con motivo del lanzamiento del Año Europeo del Patrimonio Cultural. En dicho acto estuvieron presentes, entre otros, el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el Ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y el Comisario Europeo de Educación, Cultura, Juventud y Deporte Tibor Navracsics.

En primer lugar, la Coordinadora RECUPERANDO quiere agradecer la presencia de compañeros y compañeras de Asturias, Navarra y Valladolid, y, sobre todo, de Palencia que hicieron posible la denuncia ciudadana del expolio del patrimonio por parte de la Iglesia Católica en base a las inmatriculaciones realizadas por dicha institución desde 1946 a 2015 a tenor del artículo 206 de la Ley Hipotecaria.

La inmensa mayoría del patrimonio histórico-artístico del estado español está privatizado como consecuencia de las inmatriculaciones. La iglesia católica impone sus criterios e importes para acceder a los mismos. En otros muchísimos casos, los abandona hasta la ruina.

El mando policial nos comunicó que no podíamos entregar el manifiesto a las autoridades tal como pretendíamos. Juan Gascón, concejal de Palencia, y Félix, diputado provincial consiguieron realizar dicha entrega y dejar constancia en imágenes de ello.

Seguimos insistiendo en la urgente necesidad de que se conozca el volumen y el detalle de las inmatriculaciones realizadas, tal como reclamamos en el escrito presentado en el Congreso de los Diputados el 9 de febrero de 2017.

También se hizo presente la denuncia de la pretensión de la Diócesis de Palencia de registrar la propiedad de la iglesia de San Francisco, bien de interés cultural, y sus edificaciones anejas.

 

LOS BIENES INMATRICULADOS SON DE DOMINIO PÚBLICO

La simbiosis entre la iglesia católica y la dictadura franquista generó un procedimiento privilegiado por el que decenas de miles de bienes quedaron privatizados. El artículo 206 de la Ley Hipotecaria reformada en 1946 equiparó la Iglesia católica a las administraciones públicas para inmatricular bienes. El artículo 304 del Reglamento Hipotecario establece en 1947 que las certificaciones requeridas para la inmatriculación de bienes por la Iglesia Católica serán expedidas por los obispos respectivos. La Iglesia Católica, acogiéndose a esta vía excepcional y con un coste irrisorio, ha inscrito a su nombre miles de bienes que pertenecen a los pueblos, siguiendo un procedimiento que no conlleva publicidad alguna.

Este privilegio debiera haber desaparecido al aprobarse la Constitución que declaraba el Reino de España como aconfesional, pero se mantuvo vigente hasta 2015.

Desde 1946 hasta 2015 se ha producido en el estado español un expolio monumental. La Mezquita de Córdoba, la Giralda de Sevilla, la mayoría de las catedrales, miles de iglesias y ermitas, pero también casas curales, cementerios, fincas, e, incluso, frontones, plazas, murallas, etc., con todo lo que contienen en su interior, han sido inscritos en los Registros de la Propiedad por la iglesia católica con el simple certificado del obispo correspondiente sin acreditar título de propiedad alguno. Se trata, por tanto, de una escandalosa apropiación de bienes de diversa índole.

Uno de los problemas más graves de este proceso es su total opacidad. En algunas Comunidades Autónomas y Ayuntamientos se ha podido disponer de informaciones parciales, pero el Gobierno del PP se sigue negando a dar a conocer el detalle de los bienes inmatriculados. La coordinadora RECUPERANDO presentó el 9 de febrero de 2017 un escrito en el Congreso de los Diputados solicitando esta información. No obstante, en su última respuesta (19/10/2017) el Gobierno declara que “se ha pedido al Colegio de Registradores de la Propiedad una relación de todas las inmatriculaciones llevadas a cabo por vía del artículo 206 de la Ley Hipotecaria, que fue derogado por la Ley 13/2015, de 24 de junio, de Reforma de la Ley Hipotecaria, desde 1998 hasta la citada derogación.”

Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española, reconoció públicamente la existencia de entre 30.000 y 40.000 inmatriculaciones. Sospechamos, además, que se refiere a las realizadas después de 1998. Si a ello añadimos el valor incalculable de muchos de esos bienes, podremos comprender la magnitud de este expolio.

Este patrimonio usurpado exige un costoso mantenimiento que la iglesia pretende, y muchas veces consigue, que sea financiado por las administraciones públicas. Pero ese patrimonio se convierte en objeto de negocio con las restricciones que su pretendido propietario quiera imponer.

En resumen, la inmensa mayoría del patrimonio histórico-artístico del estado español está privatizado como consecuencia de las inmatriculaciones. La iglesia católica impone sus criterios e importes para acceder a los mismos. En otros muchísimos casos, los abandona hasta la ruina.

ESTA ES LA AMENAZA MAS GRAVE PARA EL PATRIMONIO EN ESPAÑA.

Un caso paradigmático en Palencia: el monasterio de Santa Cruz de la Zarza.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) confirmó el 25 de abril de 2017 sus sentencias anteriores condenando al Estado español a abonar una indemnización de 615.600 € por no haber protegido el derecho a la propiedad frente a una inmatriculación de la Iglesia Católica. Se ponía fin a un litigio iniciado en 1994.

Como la coordinadora RECUPERANDO afirmó en su día, esa sentencia representa “un varapalo sin precedentes contra el privilegio registral de los obispos y la pasividad del Estado hacia la apropiación de miles de inmuebles”. Por ello, es necesario restaurar la “legalidad conculcada por esta violación continuada y masiva de los derechos humanos mediante las inmatriculaciones”

Pero hay otro aspecto que resulta especialmente relevante en esta inmatriculación: el monasterio de Santa Cruz de Ribas, también llamado de Santa Cruz de la Zarza, de estilo cisterciense-protogótico del siglo XII es hoy un establo en ruinas. Lamentablemente es el destino de muchos de los bienes inmatriculados.

Pero hay más. Hoy la Iglesia subasta la casa parroquial de Grijota a 6 Km de aquí. Las casas de los curas las levantaron los pueblos y se la dejaban al cura, como les dejaban casas al maestro, al médico, al secretario… La diferencia es que, cuando estos se fueron, dejaron las casas, y cuando se van los curas, los obispos las venden, porque para eso las han inmatriculado.

Por otra parte, la Diócesis de Palencia pretende registrar la propiedad de la iglesia de San Francisco, bien de interés cultural, y sus edificaciones anejas. Sede de las Cortes de Castilla y residencia real, ha conocido desde su fundación en el siglo XIII los más diversos usos.

La apropiación de nuestro patrimonio histórico-artístico no cesa.

DEFENDEMOS EL PATRIMONIO COMO BIEN DE DOMINIO PÚBLICO.


Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

De acuerdo con lo establecido por el REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (RGPD), el usuario queda informado y presta su consentimiento a la incorporación de sus datos a un fichero del que es responsable Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro – Nafarroako Ondarearen Defentsarako Plataforma con la finalidad de llevar a cabo los programas contratados, informarle sobre los productos y servicios solicitados, así como el envío de comunicaciones comerciales sobre los mismos. Le informamos también sobre sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación del tratamiento, oposición y portabilidad de los datos, que podrá ejercer en info@plataforma-ekimena.org. Los datos personales suministrados no serán cedidos ni comunicados, ni siquiera para su conservación, a terceras personas.